viernes, 26 de mayo de 2017

Recomendaciones para la Feria del Libro de Madrid 2017




Llega un año más la feria de las ferias del libro escrito en castellano –con permiso de la internacional de Guadalajara–. Hoy se inaugura en Madrid una nueva edición en el paseo de coches, y van ya setenta y seis.

Nosotros, en nuestra humilde labor de recomendaros libros, hemos destacado tres de los que hemos leído recientemente, con una doble intención en ellos. La primera es la de resaltar tres libros que nos han gustado muchísimo –en la puntuación puede verse–, y, la segunda, la de dar visibilidad en esta feria, unas obras que, por desgracia, salvo incorporación de última hora, no tendrán a sus autores firmando en ninguna de las casetas.


El primero de ellos llegó con muchísima fuerza a relibro, y, por si fuera poco idóneo recordarlo, parte de su trama transcurre en Madrid. Por su nombre bien podríamos habernos esperado al verano para recomendarlo, pero Buenaventura Durruti es un personaje histórico que hacía tiempo que necesitaba una novela como la que le ha escrito Francisco Álvarez. Como dijimos en su reseña, Lluvia de agosto es una novela que le hace justicia.


Otro de los libros que han llegado con fuerza a relibro, e igualmente con magnífica valoración, ha sido Piscinas vacías de Laura Ferrero. Queríamos en esta ocasión destacar algo que no fuera novela y que, por su calidad, nos haya gustado tanto o más que una buena composición novelesca. Piscinas vacías se llevó cuatro montoncitos de libros y una especial recomendación de nuestra colaboradora Raquel Fernandez. No es el primer libro relatos que vemos tan bien valorado, pero Piscinas vacías debutará esta Feria del Libro.


Termino esta selección de recomendaciones para la Feria del Libro de Madrid con Piel de lobo de Lara Moreno. Me ha extrañado no ver a la sevillana entre los novelistas firmantes, pero estoy empezándome hacer la idea de que no estará. Lara Moreno volvió a escribir una novela a la altura de Por si se va la luz, y, entre sus lectores, ha vuelto a causar el buen efecto que había logrado en 2013, después de unos años de silencio que han parecido eternos.

Desde relibro, poco podemos añadir ya, salvo anunciaros que se avecina, durante esta feria, una oleada de nuevas reseñas, entre las que estará Enterrado por placer de Edmund Crispin –autor del que ya hemos colgado dos artículos dedicados a sus obras, con un insuperable número de visitas en nuestro blog–, y al que siempre nos gusta volver a leer.


Jesús Rojas


jueves, 25 de mayo de 2017

El último mono, Lluís María Todó


Año: 2015
Editorial: Club Editor
Páginas: 252
Valoración: 📚📚📚📚

 
No os penséis que El último mono es una novela de animales. A Lluís María Todó (Barcelona, 1950) le gusta jugar con los títulos de sus libros. Su novela El mal francés, que obtuvo en 2009 el prestigioso Premio Josep Pla, no es ningún estudio sobre la sífilis, y la obra que nos concierne en este artículo, lo que nos relata es el último intento del hijo del narrador de dejar la heroína.

La prosa de Lluís María Todó, correcta y, por precisa, difícilmente de encontrar en la narrativa actual, pasa por el filtro de ese padre preocupado y dedicado a la traducción, que será quién nos escriba en todo momento, y tendremos la sensación de ver en él al propio Lluís María Todó. El trato que tiene El último mono con el lector es tan personal, casi íntimo, que su lectura equivale a tener la sensación de ser uno mismo el único receptor.

Ese padre preocupado, que no posee nombre en homenaje a Marcel Proust, ha sido un hombre familiar, algo atípico en su generación, y aun así piensa que sobre él pesa la responsabilidad de no haber sabido llevar a su hijo por el buen camino. El último mono es el relato que nos escribe mientras vive el trance de desintoxicación de su único vástago, y, esto, le sirve como desahogo. En él, en el libro, no solo nos hablará de los problemas de adicción de su hijo, sino que también nos hará un exhaustivo recorrido por su vida doméstica y social.

El «niño» en cuestión, que ya tiene 30 años, y a pesar de su edad permanecerá también en el anonimato como su padre –aunque en este caso no por atender a un tributo a Proust, sino por defender la privacidad de un desprotegido por su condición de treintenageer–, además de homosexual, frecuenta los bajos estratos sociales donde los de su inclinación están un poco menos mal vistos. En la ciudad de Barcelona, lugar donde trascurre la mayor parte de la acción, los barrios bajos los representa El Raal, o barrio chino como prefiere llamarlo Lluís María Todó.

El último mono es una lectura muy nutritiva para el lector que busque alta literatura, pues, además de una cuidada prosa, tiene atractivos y alicientes imposibles de enumerar en una reseña. Es un libro que encontramos en las antípodas de lo light y lo cool, que por desgracia vende mucho, y, por tanto, se hace muy recomendable para quien en la lectura busque algo más que un pasatiempo.



Jesús Rojas

Lluís María Todó

miércoles, 24 de mayo de 2017

Un perro, Alejandro Palomas



Año: 2016 y 2017 (edición de bolsillo)
Editorial: Destino (2016) y Booket (2017)
Páginas: 336
Valoración: 📚📚📚📚

Esto es la recomendación –porque así lo merece– de Un perro, la última novela de Alejandro Palomas (Barcelona, 1967). Si bien, luego, ha publicado el cuento Las dos orillas.

Sus protagonistas pueden recordarnos a los aparecidos en la novela más exitosa del autor, Una madre, pues los ha retomado en esta ocasión para hacer de ella una secuela. Un perro mantiene el sabor familiar que envuelve a una mujer como Amalia, pero se puede leer con total independencia de su antecesora.

Amalia es una persona sensible, de gran corazón, poseedora de una inocencia que solo el trascurso de los años puede conferir, y, ante todo, una soñadora nata que adora los perros y se ha encaprichado de ellos aún más si cabe. Por lo que, ya lo adelanto, además de su querida Shirley, entrará en escena, gracias a ella, otro protagonista canino más.

El mejor amigo del hombre, a veces, cuando llega a nuestras vidas, llega a irrumpir en las familias con mayor vehemencia que parientes políticos. Estos lazos afectivos contradictorios que se instauran en los hogares, son abordados por Alejandro Palomas con la misma naturalidad con la que a veces se otorga el título de «parte de la familia», por ejemplo, a un yerno.

En cierta manera, Un perro es un homenaje a estos mamíferos, y a lo que ellos, simplemente con su compañía, son capaces de lograr en los humanos.

Si un lector, como es mi caso, no siente una especial empatía por los perros, tal vez ésta no sea una lectura que le prive de horas de sueño, pero he podido volver a disfrutar de la prosa de Alejandro Palomas, que es, sin duda, una de las mejores que hay hoy día en nuestra geografía.

Palomas, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en un escritor de referencia y no para de cosechar éxitos: Una madre va por su duodécima edición, El alma del mundo ha sido recientemente reeditada en formato de bolsillo por Booket, Un hijo es el último Premio Nacional de literatura juvenil e infantil, y, Un perro, que también ha visto hace poco su edición en bolsillo, me atrevería a decir que es la antesala de un Premio Nadal que algún seis de enero veremos recoger a Alejandro.


Jesús Rojas

Alejandro Palomas

martes, 23 de mayo de 2017

Cezara, Mihai Eminescu


Año: 2015
Editorial: Ardicia
Páginas: 132
Traducción: Doina Făgădaru
Valoración: 📚📚📚

Hay editoriales que se atreven a publicar un libro con la clara intención de acercar al lector un pedazo de la historia de la literatura de otros países, en este caso de Rumanía.

Cezara (1876) es una obra muy breve de un lirismo en el que no cuesta nada entrar. Una historia de amor entre Ieronim y Cezara que buscan como dos amantes desesperados, huir de la realidad para encontrar su particular edén en una isla paradisiaca habitada anteriormente por el tío ermitaño de Ieronim. Solo que a veces ni en el paraíso se puede preservar el amor porque hay enemigos al acecho.

El pobre Dionis (1872) es el otro relato que se incluye en el libro. ¿Está uno de los protagonistas delirando y solo es un retrato en una pared o un sabio que le habla? Un texto entre lo onírico y lo filosófico que gira en torno a la dualidad sueño/realidad, el destino y la conciencia del otro.

Es verdad que no poseemos la capacidad de ver lo que hay detrás del telón, pero ¿no pudiera ser que, en algún momento de nuestra vida, tengamos lúcidas reminiscencias que nos parezcan vívidos retazos de la existencia de alguien desaparecido hace muchísimos tiempo?

Eminescu (1850-1889) es un autor fundamental de la literatura rumana. Ardicia nos da la oportunidad de descubrirlo y adentrarnos en la belleza de las imágenes que nos brinda Cezara o entrar en el intrincado juego de identidades de El pobre Dionis. Una apuesta literaria diferente.

Ana Doménech


lunes, 22 de mayo de 2017

Golpes de gracia, Joxemari Iturralde


Año: 2016
Editorial: Malpaso
Páginas: 162
Valoración: 📚📚📚📚


El popular púgil Paulino Uzcudun (1899 – 1986), una de las grandes leyendas de nuestro deporte y del boxeo mundial, tiene su novela. Tal vez el nombre no les diga mucho a los lectores del s. XXI, pero Uzcudun fue una ilustre personalidad que acaparó durante años las portadas de los principales medios deportivos, y, también, del corazón –¡veréis lo rosa que es esta novela!–.

Golpes de gracia de Joxemari Iturralde (Tolosa, 1951), originalmente escrita en euskera y traducida por el propio autor, es el libro encargado y capaz de conseguir este tributo, y, además, lo hace cerrando una historia redonda al ligar a la figura de Uzcudun, con la de otro boxeador de su época como Isidoro Gaztañaga. Ambos tuvieron un mismo mecenas –el doctor Goiti–, fueron guipuzcoanos, aizkolaris antes que boxeadores, e «Izzy», como se conoció en EE. UU. a Isidoro Gaztañaga, un entusiasta admirador de Uzcudun, cuya pasión por su ídolo le llevo un buen día a calzarse unos guantes, subirse a un ring, y triunfar como su referente.

En Golpes de gracia, una novela en la que Joxemari Iturralde no se pierde en detalles pugilísticos; su labor es esencialmente biográfica, encontrarán una magnífica lectura tanto los devotos de los deportes de contacto, como los detractores.

Tiene, también, como bien dice Ignacio Martínez de Pisón en el prólogo, mucho de crónica histórica, y no es para menos, pues si con algo me quedo de la novela, a parte de la singular personalidad definida de los boxeadores –tan idéntica entre sí, no obstante–, es con la parte de la novela que narra el papel jugado por Paulino Uzcudun en nuestra contienda civil, ¡que llegó a colaborar en dos conspiraciones para liberar a José Antonio Primo de Rivera!

Golpes de gracia es una historia corta, que por tener ciento sesenta y dos páginas y un lujoso diseño en cartoné que camufla aún más su extensión, no da menos juego. Vamos, que aguanta sus diez asaltos y gana por puntos. Como muestra de esa puntuación que la haría victoriosa, equivaliéndola a la calificación que suelo poner a los libros que leo, le coloco cuatro montoncitos de libros más que merecidos.


Jesús Rojas

viernes, 19 de mayo de 2017

El Danubio no pasa por Buenos Aires, Marcelino F. Mallo


Año: 2015
Editorial: Ézaro
Páginas: 235
Valoración: 📚📚📚📚


Nuestro idioma siempre está sediento de buenos autores, y el gallego le ha concedido una tregua para que conozcamos uno más. Estos días he tenido ocasión de leer la última novela de Marcelino F. Mallo (La Coruña, 1961), que ha supuesto, para él, su primera obra narrativa en castellano.

En El Danubio no pasa por Buenos Aires se nos cuenta una obsesión, concretamente la que siente el profesor universitario Juan Carlos Rubido por dos de sus alumnos, y especialmente por uno de ellos, que llega a convertirse en algo realmente enfermizo. Cibrán, que así se llama el sujeto en cuestión, aparentemente no tiene nada especial, pero ha desatado en Juan Carlos el cosquilleo de la fascinación.

Con tintes mayorguinos –en trances y trama me ha recordado a El Chico de la última fila–, nuestro protagonista emprende un viaje físico, aunque también lo será interior, a los orígenes del carismático alumno Cibrán, que no son otros que los de un emigrado de Argentina.

Otro gran valor que guarda la novela, aparte de continuas referencias a la obra Danubio de Claudio Magris –de ahí la parte de título que le toca–, es la visión de la cultura argentina a los ojos de un español.

La novela acontece en el curso académico 2010/11, y si hablamos de Argentina, hablamos de fútbol, por lo que no podemos olvidar que en aquella campaña descendió a B Nacional (2ª División) el emblemático River Plate. De hecho, una de las partes más turbadoras del libro, aunque hay alguna más, es la narración de este suceso:

Los jugadores quedaron en el medio del campo, petrificados, sin convencerse de la autenticidad del momento. Las manos en jarras por no arrancarse los ojos. Belgrano, que acaba de ascender, no festeja.

Genial, ¿verdad?

Ojalá Marcelino vuelva nuevamente a plasmar una idea en castellano, pues creo que quien lea El Danubio no pasa por Buenos Aires quedará tan satisfecho como yo, que agradezco la ocasión, y le pongo cuatro de los cinco montoncitos de libros posibles en la valoración.


Jesús Rojas

Marcelino F. Mallo

jueves, 18 de mayo de 2017

No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles, Patricio Pron



Año: 2016
Editorial: Literatura Random House
Páginas: 348
Valoración: 📚📚

 
He aprovechado estos días de verano para leer el último trabajo de Patricio Pron, que en primera instancia puedo definir como eso precisamente; “trabajo”. No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles no es una novela al uso, y su realización le ha supuesto al autor un ingente esfuerzo de investigación y documentación que, al menos de manera ficticia, ahora veréis por qué, ha dado para escribir un libro.

La novela está ambientada en un Congreso de Escritores Fascistas que se celebró en abril de 1945 en Pinerolo (Italia), pero que tan solo sucedió en la imaginación de Patricio Pron. De esta congregación de autores, en los que aparecen algunos tan reales y conocidos como Sánchez Mazas, José María Pemán y Eugenio D’Ors, Pron ha hecho una reconstrucción de la misma mediante el testimonio de algunos de los escritores allí presentes, treinta años después de su celebración, para resolver un fleco que quedó sin resolver; la muerte de Luca Borrello –autor inventado–.

Esa imaginaria documentación de la que hace acopio, se ha convertido para la fluidez de la lectura en un arma de doble filo. Y es que, y eso lo sabe todo escritor –Pron también–, en una novela que requiere de un estudio previo no se debe de escribir toda la información recogida. Pero, claro, cuando esa información es la novela en sí, y este libro más que una novela es un making of, cabe la libre interpretación del novelista, y Patricio Pron ha decidido escribir todo, y a mí, particularmente, como lector, me ha resultado ameno y tedioso de leer según qué parte.

En No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles, Patricio Pron, cuando no daban testimonio de sus vivencias algunos autores, también ha actuado de narrador convencional en alguna que otra parte, y en unas cuantas decenas de páginas nos narra la vida en el bosque de Luca Borrello los meses previos a su muerte, en plena contienda mundial. Para mí, lo mejor del libro.


Jesús Rojas

Patricio Pron

miércoles, 17 de mayo de 2017

Pecado, Laura Restrepo



Año: 2016
Editorial: Alfaguara
Páginas: 347
Valoración: 📚📚📚📚

Pensaba que me iba a encontrar con una novela, y lo que he leído ha sido un libro de relatos.

Dos mil dieciséis fue el año de El Bosco, y a falta de una historia única que lo venerara, Laura Restrepo nos trae ocho relatos que giran alrededor de El jardín de las delicias.

Voy a intentar sintetizar en este artículo todas mis opiniones sobre esta recopilación de narraciones, pues cada una merecería una reseña aparte, y puedo aseguraros que, de dedicárselas, serían alusiones muy buenas todas ellas.

Pecado ha sido «mi primer Laura Restrepo», y he encontrado una diversidad temática en los relatos, más rica de la que esperaba encontrar, tras venir apercibido por las palabras de García Márquez sobre la fascinación de Restrepo por la cultura popular.

Laura Restrepo no es solo cultura popular, y aunque hace alarde de ella en alguno de sus relatos, por ejemplo en el de El Siríaco, me quedo primeramente con otros relatos que se mantienen al margen de esta catalogación como son Peccata mundi u Olor a rosas invisibles.

En el primero de ellos, en Peccata mundi –que es el relato principal del libro y cuenta con una segunda parte a modo de epílogo–, habla de tres hermanas –Alma, Diana e Irina–, que son conocidas como las Susanas, y el llamarlas Susana Grande, Susana del Medio y Susana Chica respectivamente, evita la redundancia de sus nombres en partes de la narración, haciéndolo, Laura Restrepo, con una naturalidad exquisita que me ha encantado.

Las tramas de estos relatos están repletas de adulterios y otras maldades, incluyendo a veces la truculencia o el incesto, a modo de morboso compendio de seducciones para los lectores, en los que debe primar, por encima de todo, y lo que hace recomendable esta lectura, la prosa de Laura Restrepo, y esos recursos literarios de los que he mencionado un pequeño ejemplo.

Laura Restrepo hace un ejercicio literario tremendo al unir estas historias a un cuadro concreto de El Bosco, y ha conseguido que fácilmente podamos recordar al pintor en ellas, aunque, directamente, en algunas, no llega a referirse al cuadro. Para encontrar esa cohesión existente, no hace falta entender de pintura, sino simplemente visualizar El jardín de las delicias, y dejarse llevar por el disfrute de la lectura.


Jesús Rojas