miércoles, 1 de febrero de 2017

Lecturas de los rehenes, Yoko Ogawa



Año: 2016
Editorial: Funambulista
Páginas: 256
Traducción: Juan Francisco González Sánchez
Valoración: 📚📚📚

Tras leer La fórmula preferida del profesor, me convertí en una lectora incondicional de de Yoko Ogawa. Ahora, sus libros ocupan en mi biblioteca personal un amplio espacio dentro de la letra o. Sin embargo, hasta ahora, todo lo que había leído de la autora nipona eran novelas. Lecturas de los rehenes es el primer libro de relatos de Ogawa que cae en mis manos.

Turistas secuestrados en un país que desconocemos, los rehenes recluidos en una cabaña narran historias de infancia, recuerdos, pasajes de una vida que sirven para amenizar su encierro. Sus voces quedarán registradas para siempre en unas grabaciones que, años más tarde, saldrán a la luz.

Nueve textos componen Lecturas de los rehenes, historias dentro de historias en las que encontramos las señas de identidad de la escritora: atmósferas peculiares y vínculos entre personas muy diferentes.

Una mujer que trabaja en una fábrica de galletas establece una relación con su vieja y hosca casera gracias a las galletas defectuosas que la joven le regala; un niño que recibe la visita de su vecina, que debe preparar un consomé para su anciana madre; una mujer que observa atentamente el entrenamiento de un joven lanzador de jabalina…

Si algo tienen los relatos de Ogawa es que no son tópicos ni previsibles. Los personajes que los habitan tienen una historia que o bien se aleja de lo cotidiano o dota de un sentido especial acciones que parecen baladíes. En todos ellos parece que el tiempo se hubiera detenido.

Como viene haciendo desde 2008 con La fórmula preferida del profesor, Funambulista publica esta obra de Ogawa que se suma a un catálogo con más de una decena de títulos de la escritora.

Aviso para navegantes: es una buena oportunidad para acercarse a la narrativa de esta autora.


Ana Doménech

No hay comentarios:

Publicar un comentario