lunes, 27 de febrero de 2017

Piel de lobo, Lara Moreno


Año: 2016
Editorial: Lumen
Páginas: 264
Valoración: 📚📚📚📚📚

 
Piel de lobo es la nueva ocasión que tenemos de leer algo de Lara Moreno (Sevilla, 1978).

Se trata de una historia dedicada a dos hermanas que coinciden en un retiro espiritual y físico, en el que no les será sencillo convivir. Tienen justificadas diferencias y, al menos Sofía, también, esa sensación de considerar un extraño a la persona conocida que tiene a su lado. Le sucedió con su pareja, y le sucede con su hijo y su hermana.

La dicotomía entre el mundo urbano y rural de Por si se va la luz vuelve a estar presente, pero en una novela muy distinta. Sofía y Rita intentan buscar la paz interior que no tienen, alejadas de una rutina, en la casa de playa que les dejó la muerte de su padre.

La mayor de ellas, Sofía, se convierte en el personaje central, y ha sido perfilado por Lara Moreno con una entereza y una perfección que no había desplegado en su anterior trabajo: el mencionado Por si se va la luz –en él, el comportamiento de sus personajes era capaz de asombrarnos–. Sofía no es que sea predecible –porque no lo es en absoluto–, pero atiende a la imprevisibilidad con la que amenaza una persona en su estado anímico; sufre por un profundo mal de amores, un incipiente estado depresivo, y unas cuentas pendientes con el pasado de su hermana.

Pero si hay algo por encima de todos los hechos contados –actuales y atrayentes como solos– que me puede, me vence, y me conmueve completamente en esta novela, es su literatura. Lara Moreno se desliza entre sus páginas con una narración sin impurezas, en párrafos de extensión agradable, y, por tanto, sin contaminar con diálogos, qué no es que no existan, sino que decide integrarlos prosados en pasajes de singular atractivo.

La insurrección con las normas lingüísticas que, si hace falta incurrir a ella para legar mejor al lector, Lara Moreno no tiene reparo en mostrar, se convierte en Piel de lobo interpretación de nuestro idioma y no en un desairado divorcio. Me gusta cuando aparecen este tipo de autores pues, al fin y al cabo, son los que regeneran nuestra escritura.



Jesús Rojas


No hay comentarios:

Publicar un comentario