viernes, 31 de marzo de 2017

La página 64, Fran J. Marbel



Año: 2013 (5ª Edición)
Editorial: Club Universitario
Páginas: 204
Valoración: 📚📚📚
 
Leer La página 64 ha supuesto una particular reconciliación de melibro con Club Universitario. El último paso que tuvo por nuestra web alguna de sus novelas no fue muy halagüeño, e incluso quedó en entredicho, no ya solo la labor de una de sus escritoras, sino la de su edición.

Con La página 64 de Fran J. Marber (Lorca, 1975) se disuelven esas dudas, y lo planteado, un thriller psicológico de corte juvenil, queda plasmado en una cronología de sucesos contados digna de un escritor de primera línea nacional como es el lorquino, que, con esta novela, llegó a ser finalista –con minúscula– del Premio Nadal de 2009.

Fran J. Marbel elige la siempre enigmática París en unos años nostálgicos desde nuestra perspectiva –nos remonta a 1989 y 1990–, para realizar un seguimiento a la obra de Julio Verne acontecida cien años antes.

La historia se adentra en un halo misterioso e inimaginable al principio, y Fran J. Marbel es capaz de desarrollarlo aun fingiendo por momentos que perdía el control. Pero lo tenía todo bajo su mando.

El pseudolorquino y Finalista del Premio Planeta Emilio Calderón prologó La página 64 y sobre ella dijo que “plantea una trama propia del mismísimo Julio Verne”, pero más allá de una comparable imaginativa entre ambos, Fran J. Marber en La página 64 utiliza una prosa llana que no nos hará recordar al clásico francés, pero sí a las lecturas que en el instituto se nos hicieron leer.

Tanto es así, que el Ministerio de Educación la ha recomendado como lectura para alumnos de 3º y 4º de la ESO, y los IES Juan Sebastián Elcano de Cartagena, El Palo de Málaga y Pedro Mercedes de Cuenca, lo han acuñado como lectura obligatoria.

Jesús Rojas

jueves, 30 de marzo de 2017

Las efímeras, Pilar Adón


Año: 2015
Editorial: Galaxia Gutenberg
Páginas: 238
Valoración:📚📚📚📚📚

Las efímeras son las dos hermanas protagonistas de este libro. Es también la última novela de Pilar Adón (Madrid, 1971), y una de las novelas más llamativas que publicó Galaxia Gutenberg en 2015. Se presentó, como es apetecible en su mes de publicación, noviembre, con un contenido muy otoñal, en el que abundan las descripciones campestres de una época tan efímera como es el entretiempo.

En el campo donde todo transcurre, se nos relata el difícil encaje de Dora y Violeta, las efímeras, en una extraña sociedad cerrada que parece un eslabón perdido de un conjunto más amplio, y habita en un bosque escondido de nuestra geografía.

El hombre, embebido en la naturaleza, es más sencillo que se comporte como un miembro más del reino animal, que como el ser racional que se le presupone. Es en esos sitios donde saca a relucir fácilmente sus instintos más básicos, y si algo está claro que no nos gusta a los seres humanos es el diferente, el que no es como nosotros. El extraño en las sociedades rurales se automargina y es marginado, «y cuidado con quién te enamoras, Violeta, no vaya a ser que sea raro».

De Pilar Adón en Las efímeras, podemos decir que practica una escritura desarreglada hasta el extremo de encontrar párrafos de oración única y frases de una palabra, que lejos de caer en falta con la narración, singulariza ésta, e, imagino que, aún desconociendo el resto de su obra, debe ser un distintivo particular de sus letras.

Esta manera de escribir tan genuina, le ha valido a Pilar Adón reconocimientos tan significativos como tener una novela entre las diez mejores de 2003 según la crítica, y, en mi opinión particular, con Las efímeras, puede ocupar nuevamente un lugar muy destacado en los ránkings de 2015.

Jesús Rojas

miércoles, 29 de marzo de 2017

El diario de Tita, Laura Esquivel



Año: 2016
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 304
Valoración:📚📚📚📚

 
  
Ha sido una de las sorpresas literarias del año. Laura Esquivel (Ciudad de México, 1950) ha decidido retomar la historia de la familia De La Garza pese a que le cerró su final hace más de un cuarto de siglo. Como agua para chocolate se convierte en una trilogía de cuya segunda parte ya tenemos constancia en España.

La adaptación de la nueva entrega a la historia se ha conseguido solapando a ambas desde prácticamente el inicio de la vida de Tita –aunque no empieza nuevamente con el espectacular parto lacrimoso que la vio nacer–. Eso sí, en esta ocasión, se prolonga la trama 20 años más en el tiempo.

La gran novedad de este volumen viene dada por la narración, contada por Tita y obviamente en primera persona, pues lo que leeremos será su diario personal. Por este motivo, Suma de letras lo ha presentado en un adornado tomo de muy buen gusto, en el que con fotografías del álbum familiar de Laura Esquivel se nos ilustran las caras de los personajes.

El diario de Tita se presenta también como un libro independiente –escrito a modo de fanfic–, y vuelve a contarnos la historia original, pero para apreciar la auténtica esencia –y sobre todo para el deleite del lector– recomiendo leer antes Como agua para chocolate.

Para los lectores fieles de Como agua para chocolate es una lectura obligada, que se lee en un suspiro, y que no les va a defraudar. Yo lo he disfrutado muchísimo, y es una de las mejores recomendaciones del actual mercado editorial que os puedo hacer.


De la tercera entrega que se titulará Mi negro pasado y de la que os podemos contar muy poco, sabemos que verá la luz en los próximos meses e impregnará nuevamente las librerías de realismo mágico. Además, será narrada por la tataranieta de Pedro y Rosaura. Promete, ¿verdad?


Jesús Rojas


martes, 28 de marzo de 2017

Felicidad familiar, Laurie Colwin


Año: 2017
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 334
Traducción: Antonio-Prometeo Moya
Valoración: 📚📚📚

Laurie Colwin ya nos conquistó con Tantos días felices; nos encantaron las peripecias de las dos parejas protagonistas. Esta vez, Colwin nos acerca la historia de Polly, una mujer con una vida aparentemente perfecta, pero que navega en un mar de incertidumbre y, por momentos, parece ahogarse.

Siempre atenta a las necesidades y deseos de su familia, Polly ha formado la suya propia junto a Henry y se ha convertido en una especie de versión mejorada de su madre, testigo que sus dos hermanos, un tanto particulares, no parecen dispuestos a tomar.

Un marido y dos hijos, una vida cómoda, un trabajo a tiempo parcial y las reuniones y eventos familiares forman el día a día de Polly. Parece que nada falta en esta vida plena y sin sobresaltos. Pero Polly se ha enamorado de un pintor, de un hombre bohemio, que no quiere más ataduras que las de sus sentimientos, que la ama y despierta en ella sentimientos y reflexiones sobre su papel en la vida que hasta entonces Polly jamás se había planteado.

Una persona inmersa en las realidades de la vida familiar no se detenía a meditar el significado de la vida: esa persona estaba en la vida, hasta el cuello y más arriba. La familia era el principio, el futuro y el pasado. Protegía al débil y al fuerte. Unía las ideas afines y daba a las desemejanzas una causa común: proporcionaba refugio y esperanza. ¿Qué mas, se preguntaba Polly, podía querer una persona sensata?

Felicidad familiar no solo narra la historia de amor entre Polly y Lincoln, sino el viaje de conocimiento personal que para Polly implica esta relación que no encaja con ninguna de las piezas de su aparentemente perfecto puzle vital. Ella que nunca se ha alejado un centímetro del camino que la vida le tenía marcado... ¿Será capaz de renunciar a Lincoln?

Colwin relata el conflicto de la protagonista sin ambages, con un estilo ágil y una prosa fluida que hace más que agradable su lectura.

Libros del Asteroide rescata esta novela de la autora norteamericana Laurie Colwin (1944-1992) que es una mirada lúcida sobre la familia y la complejidad de la vida adulta. Lo celebramos.


Ana Doménech

lunes, 27 de marzo de 2017

Aquí yacen dragones, Fernando León de Aranoa


Año: 2014
Editorial: Booket
Páginas: 190
Valoración:📚📚📚📚

 
Fernando León de Aranoa (Madrid, 1968) es uno de los principales cineastas de nuestro país y, tal vez por eso, fui receloso al ver su título entre los tres finalistas de un Premio Mandarache. Pero la verdad es que en la votación del multitudinario jurado de este galardón –recordemos, formado únicamente por lectores de entre 15 y 30 años de edad–, Aquí yacen dragones dio pal pelo a las novelistas Alicia Giménez Bartlett y Rosa Regás.

Se trata de un libro de relatos cortos que reúne 113 composiciones que pueden comprender desde cero palabras –sin contar el título–, como es el caso de Memorias de un amnésico, hasta apenas unos cuantos párrafos que no darán nunca para completar más de tres páginas. En ellos, y ahí tienen su magia, prima, me atrevería a decir, la máxima originalidad que la imaginación humana puede dar.

Son relatos que, generalizando, no quedan en su exclusividad, y normalmente conducen a algún determinado fin. En unos pocos párrafos desarrollan una idea, y en el último, encontramos la moraleja que nos quieren trasmitir. En este enlace a nuestro twitter podéis ver el ejemplo de uno de ellos, con el que además nos sucedió una curiosa anécdota.

Con tal cantidad de relatos será posible encontrar algunos cómicos (Los meteorólogos en el ascensor), otros auténticas paranoias literarias (Se llamaba María), y otros que darán para reflexionar como es el caso de Las minas donde una familia de Sierra Leona en un mundo al revés se horroriza someramente de las crueldades del resto del planeta al ver el Telediario como hacemos actualmente nosotros, los del primer mundo.

Voy a definir por último a Aquí yacen dragones como un buen regalo –aunque en una de sus páginas dice que los libros no desean ser regalados–, y como un libro ideal para una persona que no esté acostumbrada a leer. Creo que es una obra que hace afición, y en el mundo del relato y microrrelato, un hito de nuestro tiempo.


Jesús Rojas


viernes, 24 de marzo de 2017

Tantos días felices, Laurie Colwin


Año: 2015
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 262
Traducción: Marta Alcaraz
Valoración:📚📚📚📚📚


Tantas horas felices es lo que nos depara la lectura de esta novela que narra la historia de cuatro personas y las relaciones entre ellas.

Dos amigos, Guido y Vincent, opuestos en su forma de ser y de ver la vida y que son uno contrapunto del otro. Lo mismo sucede en su relación con las mujeres. Si Vincent se ha comportado hasta ahora como un entrañable buen chico que no ha profundizado en ninguna de sus relaciones; Guido es un hombre que analiza (casi hasta la náusea) cada pequeña acción y decisión que toma. La vida de ambos dará un giro cuando se enamoren de Holly y Misty. Dos mujeres a las que aman y adoran pero, en la mayoría de los casos, no logran entender. Porque Holly y Misty no son como las chicas con las que se habían relacionado hasta ahora. Y eso les enamora y les desarma.

Ambientada en el Nueva York de finales de los setenta, Tantos días felices nos acerca a un momento de la vida de estas dos parejas, unos cuantos años decisivos en los que crean su pequeño universo afectivo y crecen en lo personal. Tenemos la suerte de ver cómo se enamoran, cómo hacen esfuerzos ímprobos por entenderse (ellos a ellas), por resistirse a mostrarse tal y como son (Misty) o por no acostumbrarse a demasiada felicidad (Holly). Además de los cuatro personajes principales, exquisitamente trazados, el desfile de personajes secundarios enriquece el relato y procura al lector momentos muy muy divertidos. ¿Quién no tiene un tío caradura y con problemas fiscales en la familia? ¿O quizá una tía dedicada al dolce far niente que no hace más que acumular amantes?

Los diálogos son brillantes, desde lo banal a lo más profundo, convirtiendo la novela en un auténtico duelo de réplicas a cual más ingeniosa. Uno pasa las páginas con una sonrisa casi permanente en el rostro y la lectura amena y feliz se convierte también en una reflexión sobre la complejidad de las relaciones humanas. Nueva York, comedia romántica y diálogos inteligentes. ¿Laurie Colwin y Woody Allen se conocían?


La autora norteamericana Laurie Colwin (1944-1992), trabajó como editora y traductora. Escribió cinco novelas, tres libros de cuentos y dos colecciones de ensayos sobre cocina.

Literatura de entretenimiento en mayúsculas. Una delicia que publica Libros del Asteroide.


Ana Doménech