miércoles, 15 de marzo de 2017

12 escalones, Hugo Amblar




Año: 2016
Editorial: Carena Books
Páginas: 200
Valoración: 📚📚📚📚📚



12 escalones narra la historia de Ángel, un hombre solitario que aparece en una comisaría para denunciar que ha sido secuestrado y ha estado durante dieciséis días encerrado en un zulo junto a los cadáveres de dos jóvenes. No recuerda nada de lo que ha sucedido, salvo que salía del supermercado cuando perdió la consciencia (o eso cree) hasta que, de repente, tras salir del hospital y regresar al lugar donde sucedió todo, empieza a recordar los acontecimientos. No puede creer lo que está pasando, y solo le queda esperar que comience el juego que está a punto de empezar.

En 12 escalones, Amblar enlaza las agónicas vivencias del protagonista, en primera persona, durante los dieciséis días que permanece encerrado en el zulo, con la investigación policial que se está llevando a cabo paralelamente, en la que consigue hacer una exquisita combinación de voces narradoras.

Sin dejar de abordar el aspecto literario además del perfecto uso de las diferentes voces al que hago mención, el rápido ritmo de la novela, las descripciones fotográficas de lugares y situaciones sin caer en el exceso, la recreación de unos personajes plenos y complejos, la invención de escenas extremas, y la capacidad de sorprender al lector en el momento menos esperado, son más muestras de su buen desarrollo en las letras.

Hugo Amblar ha sido, para mí, un gran descubrimiento, y no sólo porque su novela me ha mantenido en vilo durante los días en que me he sumergido en ella, sino también porque ha conseguido que me interese por un género literario del que no me considero gran fan: el thriller.

Leyendo 12 escalones me he sentido viendo un capítulo de Mentes criminales; mi serie favorita, en el que era Hugo Amblar quien creaba escenas estremecedoras y un asesino con perfil psicológico que no dejará indiferente a nadie. Intentaré esperar muy poco para leer el final de esta bilogía –una de las mejores bilogías que ha llegado a mis manos– y, por supuesto, la recomiendo a los amantes del género.

 Doce escalones para alcanzar la libertad. El juego continúa…


Judit Molina


No hay comentarios:

Publicar un comentario