jueves, 16 de marzo de 2017

Carmilla, Joseph Sheridan Le Fanu



Año: 2015
Editorial: Siruela
Páginas: 110
Ilustraciones: Ana Juan
Traducción: Juan Elías Tovar
Valoración: 📚📚📚

Solitario y pintoresco, así es el castillo en Estiria (Austria) donde vive Laura junto a su padre y un reducido grupo de personas a su servicio. La joven de diecinueve años está deseosa de compañía, pero una visita largo tiempo esperada se frustra y con esta las ilusiones de la muchacha. Sin embargo, el azar y un accidente en las inmediaciones del castillo dejan una invitada inesperada. ¿El azar…?

Carmilla es tan hermosa como enigmática. No revela nada sobre sí misma, amparándose en que son los deseos de su madre, que ha debido marchar con urgencia con el fin de resolver una diligencia inaplazable. Pero ¿quién es Carmilla?

La relación entre las dos muchachas se estrecha y nuestra narradora relata cómo siente a la vez fascinación y repulsa por su compañera. Su belleza y el amor que Carmilla manifiesta hacia ella mantienen a su amiga en una lucha constante con sus emociones.

Como Laura, el lector se siente fascinado por Carmilla. Intuimos que algo en su conducta augura desde el mismo inicio la tragedia, pero la atracción es más fuerte. Su comportamiento y costumbres son más que atípicas y en ocasiones expresa sentimientos apasionados y voluptuosos que incomodan a Laura.

¿Qué terrible dolencia aflige a la joven Laura? ¿Por qué su semblante está cada vez más pálido y las pesadillas impiden su descanso? ¿Y esa marca en el cuello? ¿Correrá la suerte de otras jóvenes de la comarca? ¿Se trata de algo sobrenatural?


Sheridan Le Fanu (Dublín, 1814-1873) crea una atmósfera inquietante, donde la importancia del entorno no es menor. Un castillo aislado, un pueblo en ruinas…

Las ilustraciones de Ana Juan (Valencia, 1962) sumergen al lector en ese ambiente misterioso y sensual que rodea a Carmilla. Necesitaríamos otra reseña para explicar el constante juego de luces y sombras, los matices, la delicadeza y el grado de detalle de cada una de las imágenes. Por algo le fue concedido el Premio Nacional de Ilustración en 2010.


Una novela de terror gótico que es todo un clásico. Un texto que ha sido adaptado en numerosas ocasiones y del que podemos encontrar huella en el Drácula de Bram Stoker.

¿Se atreven a conocer a esta mujer? Ya no olvidarán su nombre.

Ana Doménech

No hay comentarios:

Publicar un comentario