miércoles, 19 de abril de 2017

Media vida, Care santos



Año: 2017
Editorial: Destino
Páginas: 411
Valoración: 📚📚📚📚


Más vale caer en gracia que ser gracioso. Este mes de abril he tenido sendas cosas. Media vida de Care Santos (Barcelona, 1970) es de lo que ha caído en gracia.

La escritora barcelonesa, para su novela presentada al Nadal y a la postre ganadora, se propuso homenajear a la generación de su madre, que viene a ser la generación que muchos de sus lectores asociará a sus abuelas. (Hablo en femenino porque sus protagonistas son mujeres. Nada más. Pese a lo que se ha dicho sobre ella, Media vida es una novela para ambos sexos).

Cinco compañeras de internado se despiden una noche de verano de 1950. Su fecha de nacimiento, coincidente en todas, 1936, las ha hecho hijas de la orfandad en unos casos y del desapego familiar en otros. Sus caminos se separan e ignoran que treinta y un años después, el porvenir, les dará una ocasión para reunirse. Ni que decir tiene que, ese encuentro, no vendrá sin sobresaltos.

Care Santos, con este argumento tan sencillo, ha conseguido hilvanar una novela que no es en absoluto simple. Ha logrado desplegar, con una buena narrativa y una tan buena exposición de la misma, un alto potencial de intriga que rara vez es visto en una novela contemporánea.

Nos lo ha escrito todo en un número compensado de capítulos –en extensión y contenido– que dedica a cada una de las protagonistas. En algunos de ellos va dejando implícita alguna sorpresa que un atento lector percibirá, y, aun así, se reserva alguna más para el final.

He tenido la suerte de leer los cinco últimos premios nadales y, especialmente de los tres últimos, puedo decir que tienen una de las calidades más altas de los premios comerciales que podemos encontrar en nuestro país. Media vida ha contribuido, y de qué manera, a esta realidad.



Jesús Rojas


No hay comentarios:

Publicar un comentario