lunes, 15 de mayo de 2017

Cómo no salir del estanque, Salva Conesa



Año: 2015
Editorial: Autoedición
Páginas: 100


Salva Conesa (Torre-Pacheco, 1992) es un joven escritor murciano al que un día se le ocurrió plasmar sus impresiones en un libro. Se dio cuenta que nuestra sociedad se encuentra hundida y embarrada hasta arriba en Dios sabe qué fango, y nos lo escribe por medio del hipotético diálogo que, como visionario, e inmerso en esa misma laguna, tendría con sus congéneres.

Cuando me hablaron por primera vez de Cómo no salir del estanque lo hicieron colgándole la simple etiqueta de «libro», sin entrar en más catalogaciones, y francamente es complicado ponerle una que lo defina mejor, pero he querido ver en el pseudo-texto filosófico que nos propone, una novela de autoayuda, y eso, que el propio Salva Conesa reniega del género en su versión de no ficción.

La humanidad sigue a una liebre denominada moda como perro por canódromo. Una persona cualquiera viste como el resto de sus semejantes, ve las películas que la industria de Hollywood quiere que vea, lee los bestseller que todos leemos, y escucha la música que suena en los garitos más concurridos. Eso es una certeza que Salva Conesa recoge en Cómo no salir del estanque, y nos habla de que huir del lago es posible si se toma alguno de los dos caminos que existen; el fácil y el que quiere coger él.

La conversación protagonizada en primera persona por el narrador intercala pequeñas historias, contadas con gracia, al más puro estilo Hernán Casciari en El nuevo paraíso de los tontos, donde consigue reafirmar sus impresiones. Me quedo, de todas ellas, sin duda, con la vida de María; una niña con edad de adolescente que siempre está a la última.

El contenido de Cómo no salir del estanque, por su afán de trasmitir un significado al lector, puede ser asemejado a El libro de la buena suerte de Álex Rovira y Fernando Trías, y a las novelas de Eloy Moreno, pero, tal vez por motivos generacionales, el tono de Salva Conesa es más severo, más indignado. Su prosa es la que sale de una pluma cuando su portador está enfadado.

La novela, poco después de salir a la venta, fue descatalogada, pero el autor, en un gesto que, cada vez más a menudo, suele honrar a los autores actuales, la ha querido compartir con potenciales lectores por medio de un enlace de descarga gratuita.


Jesús Rojas

No hay comentarios:

Publicar un comentario