lunes, 1 de mayo de 2017

Ellos y yo, Jerome K. Jerome


Año: 2015
Editorial: La Fuga Ediciones
Páginas: 260
Traducción: Manuel Manzano
Valoración: 📚📚📚

Que el lector no espere encontrar en Ellos y yo una lectura con un esquema narrativo de principio, nudo y desenlace, en el que un conflicto le tenga en vilo durante el desarrollo de la trama. Ellos y yo es más bien una concatenación de situaciones hilarantes, diálogos y reflexiones a través de las cuales el lector va avanzando en el texto, saltando de anécdota en anécdota porque lo que menos importa es el final.

La premisa de partida es bien sencilla: un escritor y sus tres hijos se instalan en una casita en medio de la campiña inglesa para observar de cerca las obras de la casa que va a convertirse en su hogar. Pero los tres chicos: Dick, Robina y Veronica son de aúpa, sí señor. El primero parece haber encontrado (¡por fin!) un camino hacia donde dirigirse y todo gracias al campesino filósofo y excorredor de bolsa que va a convertirse, junto con toda su troupe familiar, en el vecino de la familia; Robina no hace más que indignarse con las visitas a la casa del joven arquitecto y Verónica con sobrevivir a sí misma ya tiene bastante. Eso sí, también encontrará tiempo para provocar un incendio en la cocina y para escribir una novela educativa para padres. ¿Cómo resistirse al encanto de esta chiquilla de nueve años?

Educar y vivir con estos tres individuos no es tarea fácil, pero a nuestro narrador y padre de las criaturas voluntad no le falta. Por eso, habla con ellos, trata de razonar, de entender la psique de sus vástagos y, sobre todo, de no desesperarse. En medio de todo esto, la vida rural no es exactamente todo lo encantadora y bucólica que parece en las novelas. Que una vaca no deje de mugir a altas horas de la madrugada no resulta ser el ideal de paz y sosiego que el escritor esperaba.

Lo mejor de Ellos y yo son las píldoras de ingenio e inteligencia que se van destilando a lo largo del texto. Dosis de saber sobre lo mundano y lo que no lo es tanto: la educación de los hijos, la arquitectura moderna («... podría describir la arquitectura moderna como una tendencia hacia los rincones»), el matrimonio, el éxito, el amor Y sobre todo mucho humor, al autor no le falta mordacidad para analizar la sociedad que le rodea y las miserias del ser humano: «No estoy muy seguro de quien fue el tonto que describió al hombre aburrido como el que solo habla de sí mismo. De hecho, es el único tema que el hombre común conoce lo suficientemente bien como para que resulte interesante».

Jerome K. Jerome

Jerome K. Jerome (1859-1927) logró el éxito como escritor gracias a Tres hombres en una barca y es uno de los autores esenciales de la literatura inglesa de humor. La Fuga Ediciones nos acerca este texto que viene prologado por el traductor. Prepárense a reír.


Ana Doménech

No hay comentarios:

Publicar un comentario