jueves, 11 de mayo de 2017

Ornamento, Juan Cárdenas



Año: 2015
Editorial: Periférica
Páginas: 176
Valoración: 📚📚📚📚


Entre todo lo que leo, principalmente novela, siento predilección por lo que está escrito originalmente en mi idioma. Es decir, lo que no necesita transformación traductora para ser entendido.

Cuando leo novelas como Ornamento o La desaparición del paisaje, quedo gustosamente sorprendido por las letras que vienen de América, y también algo desolado al pensar que deben existir otras que no consiguen arribar a puerto y quedan allí sin cruzar el océano. Son novelas escritas con un ligero gusto latinoamericano, de prosa moderna donde las haya, y tan castellanas como la que más. Representan una nueva narrativa, alejada de aquella que llegaba con un dialecto como impedimento.

Juan Cárdenas (Colombia, 1978), en Ornamento, ha escrito una novela valiente, tratando uno de los géneros más criticados por antonomasia; la ciencia ficción distópica, ganándose con holgura el billete del trasatlántico, y mi distinción de ser una de las mejores novelas que he leído entre las publicadas en 2015.

En el paso previo para la utopía –o para la antiutopía, según para quién-, se encuentra Ornamento. Para habitar «un mundo feliz» que tanto se ha novelado, antes hay que concienciarse de que resulta preciso superar unas etapas experimentales previas. Unos ensayos de prueba y error ineludiblemente practicados sobre cobayas humanas, que tal vez en nuestros días, sin que lo sepamos, en un lugar escondido, están ya llevándose a cabo.

Cada pequeño progreso para alcanzar esa realidad idílica, encierra una historia que contar. Juan Cárdenas en Ornamento nos narra una de ellas. Un médico sin nombre, casado con una mujer sin nombre, amantes de Número 4; una cobaya humana que ha perdido su identidad, en un ménage à trois consentido, son los protagonistas de esta desconcertante historia.

Ornamento es una novela que ha logrado que me reconcilie definitivamente con las nuevas voces llegadas de América, y que el tiempo, estoy seguro, acabará acercando a la altura de clásicos del género como la, subliminalmente antes mencionada, obra cumbre de Aldous Huxley.


Jesús Rojas




No hay comentarios:

Publicar un comentario