miércoles, 10 de mayo de 2017

Solo amanece si estás despierto, José Luis Rodríguez del Corral



Año: 2015
Editorial: Siruela
Páginas: 204
Valoración: 📚📚📚📚


«Novela de verano en primavera». Así podríamos versionar el título del popular poema de Rubén Darío para referirnos al libro escrito por José Luis Rodríguez del Corral (Morón de la Frontera, 1959). En esta estación la hemos conocido, y rezuma verano en sus doscientas páginas ambientadas en una ciudad tan estival como Sevilla.

No haría falta salirnos del poema del uruguayo para contar algo más sobre ella. Felipe, el protagonista, a sus cincuenta años, se encuentra de nuevo en el punto de partida. Su vida es una de esas de recorrido orbital que tarde o temprano vuelve al origen, y ahora más que nunca necesitará ese divino tesoro que un día se fue para no volver.

La juventud en Solo amanece si estás despierto la pondrá Amparo; una treintañera suicida fallida que, pese a un vano intento de quitarse la vida, aún sigue buscando un motivo para continuar entre nosotros. La comunión entre ambos se producirá en una tórrida azotea hispalense.

A partir de ahí, lo que podemos leer es una novela existencial inmejorablemente escrita que, estoy seguro, figurará en más de un ranking de los mejores libros del año.

Hacer la afirmación de que una novela es de culto no es nada sencillo, máxime si tenemos en cuenta que solo han pasado dos años de su publicación, y un título así cuesta un tiempo darlo, pero a Solo amanece si estás despierto no le falta detalle.

El dilema de la vida, las bajezas anímicas, el erotismo novelesco habitual, y hasta una crítica explícita a Walden, el clásico de Thoreau, son desarrollados por la letra de un autor de premios, cuyos galardones avalan maestría en alguno de los campos desmenuzados, –lo digo por su Sonrisa Vertical–.

La actual crisis económica da pie al auge de nuevo de este género, que, impulsado por un motivo que no es para vanagloriarse, alegra que así haya sido, sobre todo si consigue desplazar algo a la novela negra.

Volviendo de nuevo al libro que nos atañe, me atrevería a decir que las grandes novelas son en su mayoría existenciales, como lo es Solo amanece si estás despierto, y Solo amanece si estás despierto, novela existencial, es una gran novela.


Jesús Rojas


José Luis Rodríguez del Corral

No hay comentarios:

Publicar un comentario