viernes, 30 de junio de 2017

Los ritos del agua, Eva G.ª Sáenz de Urturi



Año: 2017
Editorial: Planeta
Páginas: 448
Valoración: 📚📚📚📚


Eva Saenz de Urturi (Vitoria, 1972) nos trae la tan esperada segunda parte de La ciudad Blanca (Planeta, 2016). Los ritos del agua (Planeta, 2017) promete emoción y misterio, acompañando nuevamente al Kraken –como es apodado Unai López de Ayala por sus amigos– en una nueva aventura.

Esta vez se trata de Ana Belén Liaño, la primera novia de Unai, la que aparece asesinada bajo extrañas circunstancias. Como es de esperar, Unai se sentirá en la obligación de mantenerse al tanto del crimen e intentar resolverlo.

La novela consigue mantenernos inmersos en el mismo misterio de la primera entrega, añadiendo el nuevo suceso. Ese logro lo cumple eficazmente, y, desde el primer momento, Eva Sánez de Urturi capta la atención del lector y de qué manera. La autora se mantiene fiel a sí misma, y la novela recoge la misma estructura que su antecesora. Esto es, a la vez, una virtud y un inconveniente.

Por una parte, el libro hace continuas alusiones al primer libro de la trilogía. Esto hace que el lector que quiera seguir la historia, debe conocer La ciudad blanca, y estar familiarizado con la saga es indispensable –de ahí el inconveniente de su estructura–.

Pero, por otra parte, tiene muchísimas similitudes con el primer libro, siendo incluso predecible lo que ocurrirá más adelante. Así que, cuidado los lectores exigentes que, tal vez, puedan acabar frustrados por el desenlace.

Aun así, la novela es fantástica, y la autora nos muestra una vez más cómo es capaz de entrelazar el pasado y el presente de los personajes. Enseñándonos, esta vez, el pasado más oscuro de Unai López de Ayala.

De lo que queda por llegar, la tercera parte, la autora tan sólo ha adelantado que está completándose poco a poco. Aún no tenemos fecha confirmada y, yo, desde luego, deseo que sea pronto.


Raquel Fernández Gil

Eva García Sáenz de Urturi

jueves, 29 de junio de 2017

El lago, Banana Yoshimoto



Año: 2013
Editorial: Tusquets
Páginas: 184
Traducción: Lourdes Porta
Valoración: 📚📚📚


Chihiro, una joven artista, se traslada a Tokio tras la muerte de su madre. A través de la ventana de su casa observa a Nakajima, el chico que vive frente a ella. Lo que podría haber sido una simple relación entre vecinos, se convierte en una historia de amor entre dos personas que luchan por dejar atrás su pasado y mirar hacia delante.

Nakajima deberá enfrentarse a su pasado y para ello contará con la compañía de Chihiro. Junto a ella visitará a unos amigos que viven en una pequeña casa junto a un lago: Mino y Chii. Ambos hermanos han compartido con Nakajima una experiencia durante el pasado que ha marcado sus vidas para siempre, convirtiéndoles en las personas que son ahora. Alejados del mundo, sin más compañía que ellos mismos y rodeados de un hermoso paisaje, los dos viven en una especie de tiempo detenido donde las horas fluyen como el agua del lago que forma parte del entorno que les rodea.

Narrada en primera persona por nuestra protagonista, El lago es también un viaje a través de sus sentimientos, cómo estos evolucionan a medida que va profundizando su relación con Nakajima. Poco a poco, irá arrojando luz sobre el oscuro pasado del joven y este irá ganando en confianza mientras la relación entre ambos se consolida. El lector asiste a las reflexiones y pensamientos de Chihiro, a sus dudas e inquietudes con respecto a Nakajima y el futuro que les aguarda como pareja.

Un texto hermoso y sencillo, que nos muestra cómo el amor puede convertirse en una fuerza lo bastante poderosa como para conseguir dejar atrás y superar incluso las experiencias más traumáticas de nuestra vida.

Banana Yoshimoto (Tokio, 1964) forma parte de los autores contemporáneos japoneses más conocidos en nuestro país. Desde la publicación en España de Kitchen, también en Tusquets, la autora nipona es junto con Haruki Murakami uno de los referentes más importantes de la literatura japonesa actual. En Tusquets podemos encontrar otras obras de la autora como Amrita, N.P., Recuerdos de un callejón sin salida, Sueño profundo y Tsugumi.


Ana Doménech

miércoles, 28 de junio de 2017

Generación Alada, Ana Pomares



Año: 2014
Editorial: ECU
Páginas: 174
Valoración: 📚📚📚📚


-¿Qué quieres? -preguntó Jaime.
-No lo sé, imagino que ser alguien, dejar de participar del agujero negro que estamos creando en la sociedad.


¿Qué sucede cuando lo que crees que te hace libre es lo que en realidad te hace preso?

Jaime es uno de los pocos que no se ha dejado arrastrar por la nueva moda de colgarse un par de alas de la libertad. Él prefiere seguir leyendo, escuchar música y ver películas, para seguir, así, siendo capaz de pensar. Por otro lado, Belinda, que es una joven alada que busca ayuda para desprenderse de esa supuesta libertad que le proporciona las alas, lleva tiempo siguiendo a Jaime y sabe que es la única persona que le puede ayudar a ser alguien normal. Ambos unen sus fuerzas para luchar contra esta Generación Alada, un grupo formado por gente sin metas, sin ilusiones, que ha perdido su voz por no usarla; ni estudian ni trabajan, y lo único que les importa es hacerse notar y repercutir las consecuencias sobre todo el que intente luchar contra ellos.

¿Es la cultura la posible salvación de la Generación Alada? Y más importante aún, ¿están dispuestos a cambiar la forma en la que viven?

Belinda y Jaime no tienen ni idea de las respuestas a esas preguntas, pero van a promover una revolución cultural para intentar convencer a los alados que no son libres sino presos de sus alas.

Con Generación Alada, Ana Pomares, ganadora de varios premios literarios juveniles, realiza una crítica a la sociedad de hoy en día, una sociedad que se manipula con facilidad y que hace un uso excesivo, en ocasiones nocivo, de las nuevas tecnologías. También narra una historia de amor que está por encima de todo y que demuestra que a pesar de que todo sea un desastre el amor nos da fuerzas para seguir adelante.

Algo que ha llamado mi atención desde que abrí el libro es que incluye a lo largo de sus capítulos varios códigos QR. Para los pocos tecnológicos aclaro que estos códigos se leen con una aplicación de teléfono móvil y nos llevan a varios enlaces de canciones que nos acompañarán durante la lectura.

Es un libro muy recomendable para todo aquel que disfrute de este tipo de literatura al más puro estilo 1984 de Orwell, fundido con un toque de literatura juvenil.


Judit Molina

Ana Pomares


martes, 27 de junio de 2017

Milagro en Haití, Rafael Gumucio



Año: 2015
Editorial: Literatura Random House
Páginas: 238
Valoración: 📚📚📚


Rafael Gumucio (Santiago de Chile, 1970) se inventa la vida de Carmen Prado en Milagro en Haití. Su novela llegó en otoño de 2015 a Literatura Random House, ayudada por la iniciativa de El Mapa de las Lenguas.

Carmen Prado es una sexagenaria alocada y vividora que se resigna a que los años pasen factura a su cuerpo, y decide someterse a una operación quirúrgica para sentirse más bella en el país más pobre de América, Haití, donde Niels, su marido, es embajador de Dinamarca. Carmen Prado odia a Niels, a sus dos maridos anteriores, a sus dos hijas, a la cuidadora que la familia ha provisto para ella, y a su cirujana de confianza. Solo siente aprecio por su hijo, y este sentimiento más que amor es condescendencia.

La refinada señora no es un ejemplo de conducta, y la soledad de su habitación en la clínica privada que se ha pagado, se ve acentuada por una revuelta chimére que Rafael Gamucio ha ideado. Allí, únicamente acompañada de su cuidadora, Eloide, Carmen Prado no perderá la entereza ni cuando más le apriete la falta de salud, pero el aburrimiento le obligará a abrirse a una animada plática con esta enigmática señora de tez negra que recuerda a Hattie McDaniel en Lo que el viento se llevó.

Me ha gustado la historia recreada en la novela, y esa definición que se hace del genio y figura hasta la sepultura reencarnado en el odioso, y glamuroso al tiempo, protagonista que es Carmen Prado. La deslenguada señora desarrollará un rico diálogo –obviando tacos- con Elodie, en el que la una hace partícipe a la otra de, enemistad siempre por delante, momentos que marcaron ambas vidas.

Y ahora, hecha la reseña que ha servido para hablar de la novela, si os apetece leerla, conoceréis el milagro que Rafael Gamucio ha escondido en Milagro en Haití.



Jesús Rojas