martes, 20 de junio de 2017

¿Por qué fui lanzado del Ministerio de Guerra?, Diego Hidalgo


Año: 2015
Editorial: Drácena
Páginas: 130
Valoración: 📚📚📚📚📚


¿Por qué fui lanzado del Ministerio de Guerra? es una parte de la historia de España escrita por su protagonista.

D. Diego Hidalgo ostentó el cargo de Ministro de Guerra en 1934 durante el levantamiento minero de Asturias, y nadie mejor que él nos puede narrar el acontecimiento que trajo nefastas consecuencias para el gobierno radical-cedista, y la II República.

El libro, además de contar con todo lujo de detalles lo referido a la insurrección asturiana, trasciende a lo sucedido en otras zonas de España a causa del revuelo minero –como pueda ser la declaración unilateral de independencia de Cataluña–, y vierte la opinión que le merecía al ministro personajes históricos tan importantes como Domingo Batet, y el mismísimo Francisco Franco, con quien llegó a tener una estrecha colaboración. Además, recoge textualmente una discusión parlamentaria con el malogrado diputado de Renovación Española, José Calvo Sotelo, que no tiene desperdicio.

El perfil de Diego Hidalgo es liberal moderado, y choca de lleno con el conservadurismo, reaccionario por momentos, de algunos ministros, y más aún con el exacerbado liberalismo de los partidos de izquierdas, que, entre unos y otros, relegan su paso por el gobierno a un tránsito testimonial y efímero, convirtiendo sus proyectos en meras utopías.

Don Diego Hidalgo era un republicano de orden y corazón, cuyo propósito fue ganarse para la República el favor del ejército, tras unas relaciones muy mermadas entre ambos por la aplicación de la Ley Azaña, y que, sin embargo, aquel octubre de 1934, unos exaltados mineros, no voy a decir que sin razón, echaron por la borda todo acercamiento y propiciaron la destitución del ministro, añadiendo una gota más al vaso de la crispación que se colmó el 18 de julio de 1936.

Gastón Segura es uno de los editores del libro

¿Por qué fui lanzado del Ministerio de Guerra? no se trata de un libro inédito, sino de la reedición de una publicación de Espasa-Calpe de 1934 que ha actualizado Drácena, y ha acompañado de numerosas y acertadísimas anotaciones para que al lector de nuestro siglo no se le escape nada.

Es un libro muy recomendable para los aficionados a la historia de nuestro país, como es mi caso, y especialmente para aquellos que sientan predilección por el convulso periodo de la II República.


Jesús Rojas

Diego Hidalgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario