miércoles, 21 de junio de 2017

Recomendaciones para el verano 2017




Hoy comienza el verano –oficialmente, porque calor ya tenemos desde hace días–, y, con él, las lecturas de estío. Esos libros que nos harán llevar algo mejor las elevadas temperaturas.

Desde relibro, al igual que hacíamos desde melibro, queremos acompañar a vuestra elección de lecturas, nuestras aportaciones.

En primer lugar, os recomendamos un libro que vivirá su primer verano en los estantes de las librerías, y tiene un título de lo más apropiado para estas fechas. Se trata de Agua salada e, inequívocamente, su portada ya nos enseña el mar. Es una novela de prosa fluida donde Michael, su protagonista, nos remontará a 1963 para recordar unas vacaciones que disfrutó en una paradisíaca isla atlántica, cuando tan solo tenía quince años de edad.


La segunda novela de la que os hablamos en este especial ya vivió un verano, el pasado, pero es una novela que me pareció muy apropiada para esta época y que, a diferencia de Agua salada, no nos hace viajar tan atrás en el tiempo. Cinco esquinas es la última novela del Premio Nobel Mario Vargas Llosa, y se encuentra ambientada en el Perú de Fujimori. Ya solo en sus primeras páginas podemos leer una afrodisiaca escena lésbica que a mí me resultó muy veraniega.

La tercera y última, que recuperamos de nuestro archivo sin ir más lejos este lunes, sin salirnos del país andino, es la dura novela Los niños muertos de Richard Parra que refleja la sociedad peruana en la Lima del verano de 1982. Richard Parra escribe sin compasión, porque ese sentimiento no existe en los bajos estratos, y recrea un relato descarnado y de una fuerza narrativa naciente de la inmundicia que, difícilmente, encontraremos en nuestras latitudes europeas.

Como es habitual en los especiales, los terminamos con el anuncio de una reseña que llegará muy pronto a relibro, y continuando con la inercia veraniega que trae la presente publicación, me viene a la cabeza la segunda parte de la bilogía de Verónica Mars, cuya serie, no sé si la recordáis, refleja unas calurosas costas pacíficas. La primera parte nos gustó mucho, y no esperamos menos de su continuación.


Jesús Rojas

No hay comentarios:

Publicar un comentario