miércoles, 19 de julio de 2017

Lago de Como, Srdjan Valjarevic



Año: 2013
Editorial: Sloper
Páginas: 180
Traducción: Visnja Jovanovic y José Miguel Vilar-Bou
Valoración: 📚📚📚

Gracias a una beca Rockefeller, nuestro joven narrador y protagonista vivirá un mes junto al lago de Como, un lugar idílico donde tratará de olvidar su Serbia natal sumida en el conflicto. La excusa para encontrarse allí: escribir una novela. Sin embargo, siempre es mejor plan beber una copa y gozar del paisaje.

Belgrado queda muy lejos y Villa Serbelloni, donde se aloja el protagonista de la novela, se ofrece ante el joven como el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de unas vacaciones pagadas en pleno mes de noviembre. La villa, situada en la colina de Tragedia, constituye todo un espectáculo para los sentidos. Un remanso de paz desde el que observar las aves, el lago, los árboles... y sentirse en contacto con la naturaleza. Una paz que en su país de origen resulta imposible imaginar.

En algún momento el lago comenzó a brillar por el oeste, el sol se ponía. Las aguas reflejaban una luz maravillosa del color de la piel dorada del melocotón. Miré el reloj para ver a qué hora atardecía, eran las cuatro y media. Ya no tenía ganas de leer. Los colores se desbordaban, cambiaban, fluían, descendían desde las montañas a través de los bosques oscuros, llegaban al agua donde se sumergían con la ayuda del sol que todo lo encendía.

Además del magnífico paisaje, su estancia será una oportunidad para conocer a investigadores, científicos, profesores, artistas... de todas las partes del mundo, gentes que habitan temporalmente la villa para llevar a cabo sus trabajos. Un ir y venir de huéspedes constante con los que irá relacionándose gracias a su, cada vez menos torpe, manejo del inglés.

Pero al joven serbio no le bastará el trato con el grupo de intelectuales que entran y salen de la villa. Sus continuas visitas a Bellagio, el pueblo junto al que se encuentra, se convertirán casi en una rutina. Allí conocerá a la guapa Alda, la camarera que sabe tan poco inglés como él y con la que se comunicará gracias a un cuaderno y un lápiz; y  también a Augusto, el fiel admirador de Il Duce y dueño del bar Sport, con el que conversará sobre fútbol entre trago y trago.

Srdjan Valjarević regala al lector una galería de personajes diversa y entrañable, permitiendo que pongamos cara y voz a cada uno de ellos, puesto que para pintar el paisaje de Como resultan tan fundamentales como el propio lago o las montañas. Y todo ello con un estilo sencillo y directo que conecta con el lector, consiguiendo que este se encuentre en ese pequeño paraíso italiano que, tal y como le sucede al escritor serbio, resulta difícil abandonar.

Lago de Como es la primera novela que el autor publica en España, gracias a la editorial Sloper que nos brinda la oportunidad de acercarnos a uno de los autores más leídos en los Balcanes.


Ana Doménech

2 comentarios:

  1. Muy buena reseña. Parece uno de esos libros que incitan a conocer un lugar. En mi caso, El lago de Como es un lugar pendiente desde que leyera a Stendhal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ardilla. La verdad es que sí, las descripciones que el autor hace del paisaje invitan a visitarlo. A Stendhal lo tengo pendiente ;)
      Un saludo.

      Eliminar