martes, 4 de julio de 2017

Las cuentas pendientes, Gastón Segura


Año: 2015
Editorial: Drácena
Páginas: 210
Valoración: 📚📚

Cuando un lector como yo –que no soy dado a modas literarias– lee en estos años que corren novela negra, quiere encontrar algo diferente a las líneas marcadas por los ya pasados de rosca autores escandinavos, y, sobre todo, por los anglosajones; trasroscados completamente.

Las cuentas pendientes de Gastón Segura (Villena, 1961) es un claro ejemplo del tipo de novela innovadora de la que hablo, dentro de un género que el boom de los últimos años ha desvirtuado hasta dejarlo sin cafeína.

Escrita en segunda persona, tiene una prosa que no está al alcance de todos los lectores, y menos aún del acostumbrado a la novela negra convencional que copa las listas de libros más vendidos. Reconozco que es muy chocante este tipo de narraciones en novela, pero es uno de los elementos que hace de Las cuentas pendientes una creación sin par.

Digo que la narración es uno de los rasgos que la singularizan, porque, desde luego, no es el único. Sin ir más lejos, la genuina sinopsis habla de asesinatos en medio de una trama de corrupción urbanística en el levante español, en la que tiene presencia hasta la mafia rusa, y viene interpretada en un tiempo pretérito perfecto por Ernesto, un protagonista de humilde clase cultural, que tendrá que exprimirse los sesos para aprender a jugar en estas esferas, y salir victorioso, o al menos, quedar tablas en una partida nada sencilla.

El lenguaje cheli que en estos estratos, lejos de ser una presuposición, es una realidad –no hay más que estar informado de las corruptelas que día a día aparecen en los telediarios–, lo domina con maestría Gastón Segura en la ficción.

Dos espacios temporales, uno efímero en la España de Naranjito, y otro a principios de la década presente, ligados por un curioso nexo de unión; un misterioso e incompleto billete de quinientas pesetas con el rostro Zuloaga partido, son los momentos en los que se desarrolla la exclusiva historia.

Las dos portadas de novelas con autoría de Gastón Segura en Drácena

Gastón Segura es un autor que me ha dejado un desconocido sabor de boca hasta la fecha, y del que muy pronto tendré la fortuna de leer algo suyo para aclarar sensaciones. Vendrá esa oportunidad de la mano de un título tan sugerente como Los cuadernos de unamante ocioso, que editado nuevamente por Drácena, es toda una garantía de disfrute.



Jesús Rojas


Gastón Segura

No hay comentarios:

Publicar un comentario