martes, 18 de julio de 2017

Las llanuras, Gerald Murnane



Año: 2015
Editorial: Minúscula
Páginas: 147
Traducción: Carles Andreu
Valoración: 📚📚📚

El panorama editorial independiente de nuestro país es rico y diverso. Una buena muestra de ello es este texto que publica Minúscula. Una editorial que incluye en su catálogo una colección titulada Paisajes Narrados. Esta denominación no es baladí y para aquellos que quieran averiguar el porqué, basta con echar un vistazo a los títulos que la componen. Las llanuras forma parte de esa narrativa de paisajes, en un afán por acercarnos pedazos de mundo a través de las palabras de autores de primera fila.

El protagonista de Las llanuras es un cineasta que se dispone a filmar la película que revele la verdadera naturaleza de un territorio donde los límites no están claros y las fronteras son difusas. En su empeño por hacerse con el medio que va a ser su lugar de trabajo durante un tiempo que desconocemos, el narrador y protagonista se empapa de la cultura y la historia de unos habitantes que viven manifestando constantemente su identidad como llaneros en todos los ámbitos de su vida. La heráldica exhibida u oculta en las casas, la poesía, las corrientes filosóficas, el carácter de las mujeres Todo se convierte en objeto de estudio para el cineasta. La oportunidad de ser acogido por un terrateniente en su propio hogar, es una ocasión para vivir y conocer la idiosincrasia de los llaneros en primera persona. 

Lo cierto es que a medida que avanza el texto, nuestro narrador va relegando su proyecto cinematográfico y los meses y años pasan en una especie de tiempo detenido marcado por la rutina del estudio en la biblioteca, las reuniones en la casa con otros llaneros y la observación de la inmensidad del paisaje a través de la ventana. Como absorbido por una atmósfera y un espacio que la vista no alcanza a poner fin, el protagonista va adquiriendo una presencia fantasmal, abrumado quizá por no poder expresar lo que muchos han intentado antes a través de diversos medios: la esencia de un paisaje inaprensible. En el momento de abandonar el camino y adentrarme en la finca me dije que estaba a punto de desaparecer en un mundo privado e invisible, cuya entrada era el lugar más solitario de las llanuras.

El lector asiste a la exposición de teorías, intentos de explicación de unos y otros, como si de un estudio sociológico se tratase. Pero nadie parece tener la respuesta definitiva y todos albergan su propia visión de las llanuras. El lector pues, tendrá que extraer la suya. 

Gerald Murnane (Coburg, Melbourne, 1939) ha ejercido como profesor se Secundaria y desde 1980 impartió clases de escritura creativa en diversas universidades. Las llanuras, publicada en 1982, está considerada un clásico de la literatura australiana y una de las obras fundamentales del autor.

Un texto para beberse a pequeños sorbos. Una lectura que invita a un viaje a una región de Australia cuyos límites parecen escapar a la geografía.


Ana Doménech

No hay comentarios:

Publicar un comentario